Que no se diga tu nombre

Que no se diga tu nombre

Ahora estoy casi enganchada a tí, a regresar a romper esquemas, a quemar promesas, a endiosarte y nada más asi puedo vivir.

De repente, se fue la ciudad, se  fue la selva, llego la sierra…un hombre mi tipo, de la sierra andina, bello, claro, profundo, sensible, intenso, intenso….

Mi química se diluye en la cuanticidad de sus suspiros, sé que iremos al abismo, sé que lo dejaré de ver, sé que su trato es mi debilidad, vine a sentir, a vivir, no quisiera lastimar a nadie, sin embargo a veces, con mi sola presencia lo hago, ya que más me da? Ya perdí la cuenta de cuanto llevo sin dormir, de a cuantos hombres taché, de cuantas  veces he querido traerlo con el pensamiento hacia mis brazos. Los entiendo tanto. Y me desatiendo tanto…y me desentiendo tanto, también, me olvido de mi seguridad, de mi objetivo,  deshecho las clases de moral baratas, avisos sensatos, mi corazón necio, mi adicción al  reconocimiento…mi suspiro limeño de Villa Rica, admirador de mi Pancho Villa, de mi revolución, mi corazón esta hecho añicos en Napanga. Y me muero de  sueño y mañana me voy a Chile.

 

13 junio 2012 Miraflores, Lima, Perú.

Alicia Alvarez

Anuncios
Published in: on 24 julio 2011 at 1:37 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://danzadenubes.wordpress.com/2011/07/24/que-no-se-diga-tu-nombre/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: